MANIFIESTO 25 DE NOVIEMBRE DE 2020

 DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

Concejalía de Mujer e Igualdad – Ayuntamiento de Humanes de Madrid

 

El 17 de diciembre de 1999, por medio de su resolución 54/134, la Asamblea General de Naciones Unidas declaró el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, celebrándose tal fecha desde el año siguiente y de forma continua. La fecha fue elegida como conmemoración del brutal asesinato en 1960 de las tres hermanas Mirabal, activistas políticas de la República Dominicana, por orden del gobernante dominicano Rafael Trujillo.

Deseamos trasladar nuestro rechazo y condena a la violencia machista, además de concienciar sobre esta violencia que, no sólo afecta a las mujeres, sino que afecta e incumbe a todos.

Este año 2020 hemos sido golpeados por algo que nadie pudo imaginar: una crisis sanitaria mundial, la COVID-19. Desde el mes de marzo nuestras vidas han dado un giro radical, hemos tenido que adaptarnos a una serie de medidas que han supuesto un duro golpe en lo más profundo de nuestras costumbres, como es el mantener la distancia social con todos tus seres queridos.

La pandemia, además, ha aumentado nuestras preocupaciones en relación a la salud, la seguridad y los problemas económicos.

Todos estos factores están provocando un retroceso en relación con todo lo avanzado en el campo de la igualdad. Se están acrecentando las desigualdades pre-existentes y se está aumentando la vulnerabilidad de sectores de la población que ya estaban en una situación de riesgo.

Por todos estos motivos, tenemos que redoblar nuestros esfuerzos para conseguir frenar este camino atrás que ha empezado, para recuperar poco a poco la normalidad que conocíamos, siempre siguiendo lo indicado por las autoridades sanitarias y utilizando el sentido común para evitar riesgos innecesarios.

Queremos lanzar un mensaje de tolerancia cero frente a la violencia machista contra la que vamos a seguir trabajando incansablemente, a través de acciones de sensibilización, prevención y actuación, con la firme intención de acabar con cualquier tipo de discriminación y desigualdad que, hoy en día, sufren las mujeres.

La violencia machista es la manifestación más dura e inhumana de la desigualdad que existe entre mujeres y hombres, constituye un atentado contra los derechos humanos, las libertades fundamentales y la dignidad de las mujeres.

Según los datos aportados por el Sistema de seguimiento integral en los casos de violencia de género (Sistema VioGén), órgano perteneciente al Ministerio del Interior, en su última actualización, el número de mujeres asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas en España en 2020 ha sido de 41, dejando 23 menores huérfanos.

Los datos de los homicidios y asesinatos son sólo la punta del iceberg, ya que cuando hablamos de violencia machista también hablamos de maltrato físico y psicológico, lesiones, amenazas, vejaciones, extorsión sexual, acoso y un largo etcétera de graves y dolorosas formas de hacer daño a la mujer. El número de denuncias por violencia de género registradas, en la Comunidad de Madrid, según este mismo sistema de seguimiento, ha sido de más de 10.500.

Por eso, es fundamental que eduquemos en igualdad, para que niños y niñas se respeten y traten siempre como iguales. Ellas y ellos son la generación del futuro, lo que sembremos ahora crecerá con fuerza en los próximos años.

Pero la educación en igualdad no tiene que darse sólo en los centros educativos, sino también en casa, con hábitos tan normales como ayudar en las tareas del hogar, compartir el ocio o educar en el respeto y en la diversidad. Si desde las primeras edades tienen las mismas oportunidades, educación y obligaciones, si se les trata como iguales, actuarán de la misma forma cuando crezcan.

 

Estos gestos, que parecen pequeños, pero requieren esfuerzo por parte de todos, suponen grandes avances para acabar con la violencia machista.

 

Aún queda mucho por hacer, pero estamos comprometidos a seguir trabajando e involucrando a la sociedad, con el fin de que se sumen a esta ardua y justa tarea de conseguir una sociedad igualitaria, donde mujeres y hombres tengamos los mismos derechos, donde nunca se justifique una agresión o discriminación a la mujer y donde la mujer no tenga miedo de salir sola a la calle.

25.11.20 Manifiesto 25 de noviembre