23 de junio de 2020   Tras varios meses sin poder hacer uso de estas instalaciones durante el estado de alarma, los parques infantiles, zonas de recreo y aparatos biosaludables podrán ser utilizados, siempre que se respeten las medidas preventivas establecidas por las autoridades sanitarias.

Decretado por el gobierno de la Comunidad de Madrid, la normativa faculta que los parques infantiles, zonas recreativas o espacios de uso público al aire libre, podrán estar abiertos al público siempre que en los mismos se respete un aforo máximo de una persona por cada metro cuadrado de la superficie.

Se deberán mantener una distancia de seguridad interpersonal de 1,5 metros o en su defecto, la utilización de medidas alternativas de protección física.

Los servicios municipales efectuarán las tareas de limpieza y desinfección necesarias.