Recientemente, nuestros pequeños participantes de «Minicallejeros» (niños de 6 a 9 años) iniciaron una experiencia piloto intergeneracional, visitando la residencia de mayores del municipio con el objetivo de realizar una actividad conjunta con los abuelos residentes. Los niños, lejos de realizar una simple visita, quisieron hacer algo especial con nuestros mayores y prepararon un taller de jabones de glicerina.

La experiencia fue tan bonita, llena de ternura y espontaneidad para ambas partes que actualmente la Concejalía de Infancia y la Residencia Amavir Humanes están estudiando la posibilidad de establecer un calendario de visitas junto a un proyecto de intervención, donde la veteranía y el cariño de nuestros mayores se unan a la inocencia y la vitalidad de nuestros pequeños. 

Recordamos que este proyecto se encuentra dentro del Programa de Participación Infantil y Adolescente de la Concejalía de Infancia, que dirige Raquel Alonso.