7 de mayo de 2020  El Hospital Universitario de Fuenlabrada retoma su actividad en las consultas externas a partir del lunes 11 de mayo, con una serie de medidas excepcionales para proteger a los pacientes, familiares y a todo el personal sanitario ante el COVID-19.

No está permitido visitar a familiares mientras que estén ingresados o acudan a las consultas externas programadas. Los pacientes que acudan a una consulta externa podrán ser acompañados hasta la entrada del Hospital excepto para personas de especial vulnerabilidad.

La normativa establecida sí permitirá que los pacientes que acudan a consultas externas programadas e intervenciones quirúrgicas estén acompañados por sus familiares y/o reciban visitas durante su ingreso en los siguientes casos:

  1. Pacientes menores de edad, entre 0 y 16 años.
  2. Pacientes dependientes con o sin reconocimiento de grado.
  3. Pacientes que se encuentran en situación clínica grave y cuyo desenlace se prevé en un plazo breve de tiempo.
  4. Pacientes que presentan una situación valorada y justificada por el equipo asistencial, médicos, enfermería o trabajo social.

Todos los familiares que estén autorizados por el hospital para acompañar y/o visitar a los pacientes en los supuestos antes mencionados deberán ir identificados con una pegatina de color visible que facilitará el centro.

Por otra parte, la información a familiares sobre la evolución clínica del paciente se realizará telefónicamente por el médico encargado durante el horario establecido siempre que el paciente haya dado su consentimiento o en aquellos casos que el paciente lo precise.

SALUDOS, GABINETE DE PRENSA