Los alcaldes, portavoces y concejales populares de los municipios del suroeste de la Comunidad de Madrid afectados por la decisión del Ayuntamiento de Madrid -gobernado por Manuela Carmena- de colocar en la autovía A-5 semáforos de entrada a la capital de España en aplicación de un protocolo anticontaminante -y entre los que se encuentra Humanes de Madrid- han firmado esta mañana un escrito en contra y que ha sido presentado al Defensor del Pueblo.

El alcalde de Humanes de Madrid, José Antonio Sánchez, ha sido uno de los firmantes, solicitando la actuación urgente del Defensor del Pueblo para que paralice este proyecto del ayuntamiento de Madrid, que pretende transformar 11 kilómetros de autovía en una calle de la capital, con el consiguiente grave impacto  para los más de 150.000 vehículos que la utilizan diariamente.

El pasado 24 de octubre entró en vigor la Ordenanza de Movilidad Sostenible, que habilita al Ayuntamiento de Madrid a instalar esos semáforos, anunciando su puesta en marcha para finales del presente mes de noviembre.

Dicha puesta en marcha supondrá un incremento del 350% de atascos en esa vía principal para un gran número de vecinos de estos municipios -entre los que se encuentra Humanes de Madrid-, causando un grave perjuicio a su movilidad diaria y provocando una clara discriminación económica a los ciudadanos que por sus ingresos no pueden sustituir sus actuales vehículos.

Las retenciones de tráfico que esa medida va a ocasionar incrementarán, sin duda, las emisiones de contaminantes a la atmósfera del entorno.

Este escrito presentado ante el Defensor del Pueblo denuncia esta medida unilateral y arbitraria adoptada por el Ayuntamiento de Madrid, que afecta a todos los vecinos de los municipios limítrofes del suroeste, y que sufrirán las consecuencias del cierre al tráfico de una autovía que utiliza más de un millón de usuarios.